Aldama

Playa, montaña, ríos, historia y cenotes son algunos de los atractivos turísticos de este municipio, ideal para los viajeros que gustan estar en contacto con la naturaleza.

La “Villa Presa del Rey”, hoy conocida como Villa Aldama, fue fundada el 15 de abril de 1790, aunque a decir verdad, desde 1785 el capitán de milicias, don José Vicente de la Serna, ya había iniciado actividades de asentamiento. El 18 de junio de 1789, fue nombrado el Teniente Coronel, don Miguel Ignacio de Escandón y Llera, hijo mayor del conde de Sierra Gorda, don José de Escandón y Helguera, para que se abocara a legalizar la fundación de la villa Presas del Rey, bajo la advocación de la Divina Pastora. Los primeros fundadores fueron 76 familias con un total de 293 personas provenientes de las villas de Cruillas, San Fernando y Revilla (hoy Guerrero), nombrándose como justicia al capitán Vicente de la Serna, que inició los trabajos para dicha fundación. Asimismo, se estableció la misión de San Vicente del Platanal, para congregar a los indígenas panhuayes de la sierra de Maratines.

Cabe mencionar que esta población fue la última que fundó el conde de la Sierra Gorda en la antigua provincia del Nuevo Santander (hoy Tamaulipas). Por decreto de noviembre 25 de 1828 se le concedió el título de Villa Aldama en memoria de Ignacio Aldama, prócer de la Independencia.

Por ser una región eminentemente ganadera, en cuanto a gastronomía, lo típico en Aldama es la deliciosa barbacoa, la cecina y el panzaje de res, así como las panelas y el queso en sus distintas variedades. Además, en Aldama encontrarás los más ricos ostiones, pruébalos en sus diferentes presentaciones.

Galería