Acapulco

Acapulco es el centro turístico de playa más legendario y deslumbrante de México que ofrece a sus visitantes una variada oferta turística, emoción, diversión y la autenticidad mexicana que lo distingue. Pero hay algunas cosas que cualquier viajero prevenido debe saber antes de llegar a este paraíso y poder disfrutar de unas satisfactorias y relajadas vacaciones.

Acapulco se encuentra a la altura de los mejores resorts del mundo. Representa las vacaciones ideales para cualquier exigencia, ya que cuenta con diversos atractivos; pero a diferencia de otros lugares, la historia de nuestro puerto es ciertamente interesante.

El nombre de Acapulco es de origen náhuatl y significa “Lugar donde fueron destruidos los carrizos”, según relata la tradición. Todo comienza con una leyenda de los indios Yopes; Ácatl, que significa “carrizo”, era el hijo mayor de un cacique de la tribu, quien estaba enamorado de la princesa Quihuitl (“lluvia”), hija de un caudillo rival y cuya unión fue imposible debido a la oposición de sus padres; por lo cual Ácatl decide regresar a su hogar cerca de la bahía, cayendo en una profunda depresión y sus propias lágrimas derritieron su cuerpo hasta formar un charco lodoso del cual brotaron los carrizos.

Mientras que la princesa Quihuitl, al pasar por la bahía convertida en una nube, descubrió la muerte de su amado y de tristeza se precipitó como tromba hacia la tierra destruyendo los carrizos, muriendo a lado de Ácatl. De éste modo ellos quedaron unidos por siempre, dando así nacimiento a la palabra Acapulco “Lugar donde fueron destruidos los carrizos”.

Esta leyenda es parte de los antecedentes prehispánicos con los que cuenta Acapulco, además de los vestigios encontrados en las excavaciones arqueológicas de la Sabana, al igual que en algunas colonias de la parte alta del puerto se han hallado petrograbados y figuras, resultando que el Puerto ha estado habitado aproximadamente desde el año 3000 A.C.

El primer europeo en hacer su arribo en nuestro bello Puerto fue Fernando Chico, llegando un 13 de Diciembre de 1521, quién nombró a la bahía de Acapulco como Santa Lucía, ya que en esa fecha, en España celebraban el día de Santa Lucía; siendo éste su título oficial.

Allá por el año de 1532, Acapulco se encontraba bajo el dominio de la colonia española, a la que se le conocía como “Ciudad de los Reyes”, resultando por demás interesante, ya que desde ese entonces era considerado como el lugar de las mejores playas, título bien merecido y que ha conservado hasta la fecha.

Para los barcos españoles que regresaban del Oriente, el Puerto fue declarado el sitio oficial para el comercio entre Asia y América, dando así origen a la Feria de las Américas o Nao de China, fechas en las que Acapulco se transformaba y llenaba de esplendor. Es esta una de las primeras incursiones en la industria de la hospitalidad, fuente principal de empleos y generador de grandes divisas.

Con el paso del tiempo Acapulco ha sido una de las ciudades más glamorosas del mundo, solo basta con recordar los años 50’s, cuando las grandes luminarias de Hollywood arribaban a este paraíso de América.

Además, nuestro Puerto es también orgullosamente inspirador de películas y novelas, que hoy son consideradas como clásicos y que le han dado a Acapulco fama internacional. Actualmente es uno de los destinos preferidos por nacionales y extranjeros.

Acapulco no sólo puede seducir los sentidos de quien lo visita con sus bellezas naturales, la brisa del mar, las puestas de sol y una intensa vida nocturna; sino que también puede conquistar paladares con sus más variados platillos, satisfaciendo hasta el gusto más exigente.

Las características gastronómicas del puerto, también se reflejan en platillos de casi todo el Estado. Los platillos guerrerenses y porteños son el resultado de la fusión de dos culturas opuestas, ya que cuenta con influencias tanto de la cocina indígena como de la gastronomía española. Ofreciendo así al visitante una amplia gama de opciones culinarias, que van desde los platillos más sofisticados de la cocina internacional, hasta los platillos típicos de la región.

Acapulco tiene el privilegio de contar con una extensa variedad de pescados y mariscos, dando lugar a platillos elaborados a base de éstos, por demás exquisitos. Entre los cuales se encuentra el tradicional ceviche de pescado, camarón, caracol y pulpo, además se puede disfrutar de cócteles como un delicioso "vuelve a la vida", un "pulpo enamorado", así como "morritos al mojo de ajo" y por supuesto no podría faltar el famoso "Pescado a la Talla"; platillo original de Acapulco, tan sólo por mencionar algunos.

Pero como este hermoso puerto consiente todos los gustos y preferencias gastronómicas, también cuenta con platillos más tradicionales y varían según la región del Estado de Guerrero donde se encuentre. Es importante destacar que la combinación de razas dio lugar a platillos mestizos que son ofrecidos en la mayoría de los restaurantes de Acapulco. Entre estos se encuentra el relleno, que es carne de cerdo aderezada con papas, zanahorias, manzana, piña, plátano macho, pasas y se acompaña con bolillos haciendo una deliciosa torta. El arroz blanco o “morisqueta” también está presente en todas las cocinas. Por supuesto, no podía faltar el exquisito y popular Pozole blanco o verde al estilo Guerrero, que en muchos de los restaurantes ubicados en varios puntos de la ciudad lo sirven cada jueves como una tradición, con una variada guarnición de verduras y botana.

Y se piensa que estos platillos son lo único que Acapulco puede ofrecer, pues entonces es necesario recorrer los más de 160 restaurantes llenos de sabor tropical con toda clase de matices exóticos y todo tipo de alimentos, desde la cocina tradicional hasta las más excéntricas propuestas gourmet. La mayoría de éstos con espacios al aire libre y muchos otros con una fascinante vista a la bahía. También existen restaurantes de gran prestigio que ofrecen una gran variedad de platillos de la cocina mexicana, francesa, italiana, tailandesa, japonesa, y exquisitas fusiones de la cocina internacional, entre muchas otras propuestas culinarias que este destino ofrece, así que no se pierdan la oportunidad de aventurarse a satisfacer su paladar deleitándote con los sabores del Acapulco Tropical.

Galería