Cozumel, un paraíso para renacer y olvidarte del mundo

Si los últimos meses han marcado un antes y un después en tu vida, es momento de que este punto de quiebre se convierta en algo fantástico, en la visita a un paraíso en el que desearás quedarte a vivir, en cuanto puedas volver a viajar.

Ese lugar increíble en el Caribe Mexicano es Cozumel, una isla de apenas 50×15 kilómetros, que puedes recorrer en bicicleta o manejando y así podrás detenerte en el momento que veas un lugar soñado que pensabas que no existía.

En toda la isla sólo existe una ciudad, San Miguel de Cozumel, ubicada al noroeste, y si acaso encontrarás otro pueblo en el extremo sur, llamado el Cedral. Llegar a la isla es ya una aventura, que inicia en Playa del Carmen, en donde abordarás un ferry que te llevará flotando sobre las cristalinas aguas del Caribe en apenas unos minutos y con un costo cercano a 200 pesos mexicanos o 10 dólares, aunque fuera de temporada alta las tarifas también son más económicas.

Apenas al abordar el ferry sabrás que valió la espera en casa, pues iniciarás la aventura con la advertencia del guía: “Hay un antes y un después de Cozumel”.

La isla tiene un encanto para los viajeros que gustan de aventura, pues a diferencia de las playas de la Riviera Maya, en Cozumel abundan los arrecifes, lugares increíbles para bucear, con o sin equipo.

En sus más de 100 kilómetros de playa descubrirás lugares paradisiacos y muchos de ellos escenarios casi vírgenes. La costa oeste está protegida de los vientos, y ahí encontrarás los hoteles y parques acuáticos, pero prefieres la aventura, cruza los 15 kilómetros de isla y recorre la costa este.

Si lo tuyo no es hospedarte en un resort de lujo, en Cozumel encontrarás un hostal para mochileros, con costos mucho más económicos y también existen opciones de renta de corta estancia, con la cual también podrás ahorrar porque podrás comprar alimentos en alguno de los supermercados y cocinarlos “en casa”.

Respecto a las playas, cerca de la ciudad hay algunos lugares que te cobrarán por nadar con mantarrayas, pero si prefieres alejarte un poco encontrarás muchas playas públicas.

Un lugar lejano, pero que vale mucho la pena es Playa San Martín y Playa Chen Río, con arena blanca y agua azul transparente. Debido a su localización, es un lugar que nunca estará lleno, ideal para mantener la sana distancia.

Pero ya sea que te quedes en las playas más cercanas a la ciudad o que busques llegar hasta el Cedral, hay recomendaciones que no debes olvidar en tu paseo por Cozumel:
Las playas son espectaculares ya sean públicas o clubes como Playa Palancar Cozumel Beach Club que te brindarán desde el servicio de alimentos y bebidas, actividades acuáticas como snorkel o remar en un kayak.

Es importante tener suficiente bloqueador solar, porque en general en la isla hay poca sombra. Además de que se recomienda llevar agua y comida suficiente para el día, porque fuera de la ciudad no hay tiendas y los clubes de playa son caros. Y por último ten cuidado con las corrientes marinas, sobre todo en la parte norte de la isla, o podrías verte arrastrado muy lejos de la playa.

Cozumel puede ser una isla aparentemente pequeña, pero tiene tantos atractivos que requiere muchas entregas en visitmexico.com, para que vayas conociendo a fondo este paraíso del Caribe, y veas que no importa cuál sea tu presupuesto, aquí encontrarás actividades para todos los gustos.