Centro Histórico

Manzanillo

El Zócalo de Manzanillo, también llamado Jardín Álvaro Obregón, está rodeado de casas señoriales construidas por los españoles durante la colonización y restaurantes donde te puedes sentar a comer algo delicioso con vistas al ajetreo de los barcos en la bahía.

A un lado se encuentra el edificio de la Presidencia Municipal. Desde este punto es posible observar las letras de la ciudad y el icónico Pez Vela, de un azul intenso, creado por el artista Enrique Carbajal, mejor conocido como Sebastián. La enorme escultura, de 25 metros de alto, recuerda que Manzanillo es la “capital del pez vela”, pues allí, durante una competencia llegaron a capturarse en un día 330 ejemplares de esta especie marina.

Luego, se puede elegir entre internarse por las calles que serpentean en los alrededores, buscar la Avenida México que es la principal arteria de la ciudad y su zona más comercial o dedicarle una tranquila caminata al encantador Malecón que se extiende a lo largo de unas 15 cuadras.

Durante un paseo por el malecón, podrás encontrar varias esculturas que homenajean a quienes históricamente han hecho sus faenas en el puerto: el pescador, el estibador y el marino, además de una enorme hélice convertida en fuente. Si tienes oportunidad, durante el recorrido no dejes de subirte al Buque Baranda, que es una embarcación en activo de la Marina y ofrece visitas a bordo.

Por último, muy cerca del centro histórico, se encuentra el Iguanario Archundia, un espacio de acceso gratuito (piden donaciones a voluntad para mantener el lugar) creado por Ramón Archundia para preservar y dar a conocer a las iguanas, aunque también se pueden ver otros animales como mapaches y pájaros. Un rincón imperdible para las familias que viajan con niños.

El Zócalo de Manzanillo, también llamado Jardín Álvaro Obregón, está rodeado de casas señoriales construidas por los españoles durante la colonización y restaurantes donde te puedes sentar a comer algo delicioso con vistas al ajetreo de los barcos en la bahía.

Ver más información



A un lado se encuentra el edificio de la Presidencia Municipal. Desde este punto es posible observar las letras de la ciudad y el icónico Pez Vela, de un azul intenso, creado por el artista Enrique Carbajal, mejor conocido como Sebastián. La enorme escultura, de 25 metros de alto, recuerda que Manzanillo es la “capital del pez vela”, pues allí, durante una competencia llegaron a capturarse en un día 330 ejemplares de esta especie marina.

Luego, se puede elegir entre internarse por las calles que serpentean en los alrededores, buscar la Avenida México que es la principal arteria de la ciudad y su zona más comercial o dedicarle una tranquila caminata al encantador Malecón que se extiende a lo largo de unas 15 cuadras.

Durante un paseo por el malecón, podrás encontrar varias esculturas que homenajean a quienes históricamente han hecho sus faenas en el puerto: el pescador, el estibador y el marino, además de una enorme hélice convertida en fuente. Si tienes oportunidad, durante el recorrido no dejes de subirte al Buque Baranda, que es una embarcación en activo de la Marina y ofrece visitas a bordo.

Por último, muy cerca del centro histórico, se encuentra el Iguanario Archundia, un espacio de acceso gratuito (piden donaciones a voluntad para mantener el lugar) creado por Ramón Archundia para preservar y dar a conocer a las iguanas, aunque también se pueden ver otros animales como mapaches y pájaros. Un rincón imperdible para las familias que viajan con niños.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Los expertos dicen
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
Calificación
Calificación
Rango de precio
Calificación
Escribe una palabra clave