Zona Arqueológica de la Campana

Colima

Ubicada entre el río Colima y el arroyo de Pereira, se encuentra la Zona Arqueológica de la Campana, un asentamiento perteneciente a la tradición Tehuchitlán, que se desarrolló paralelamente a ciudadelas como Teotihuacán y Monte Albán. Lo que indica que podría encontrarse entre los primeros asentamientos de Mesoamérica.

El lugar —que pareciera estar oculto entre la urbe colimense y prácticamente a solo 15 minutos en automóvil desde la capital— goza de una vegetación exuberante, mucho silencio y el sonido apenas perceptible del viento, que obliga a imaginar cómo era la vida sin que nada perturbe el ejercicio de viajar al pasado, sin necesidad de una máquina del tiempo.

El lugar mantiene los trazos originales de sus calles, las plataformas de piedra y numerosos petroglifos tallados a lo largo de sus patios, es posible ver un juego de pelota e incluso el sistema de drenaje que desarrollaron durante la época.

Andando entre la zona, te sorprenderá encontrar túneles que parecen interconectarse por debajo de la tierra, y aunque hoy evidentemente son imposibles de explorar, al menos entre los visitantes, siembran múltiples interrogantes alrededor de su uso.

Otro extraordinario regalo para los viajeros que acuden a La Campana, son las vistas al Volcán de Colima y su Nevado, rodeados nada más que por el cielo, los árboles y las ruinas de una ciudad que prevalece sólida como sus rocas y abierta para que la descubras.

Ubicada entre el río Colima y el arroyo de Pereira, se encuentra la Zona Arqueológica de la Campana, un asentamiento perteneciente a la tradición Tehuchitlán, que se desarrolló paralelamente a ciudadelas como Teotihuacán y Monte Albán. Lo que indica que podría encontrarse entre los primeros asentamientos de Mesoamérica.

Ver más información



El lugar —que pareciera estar oculto entre la urbe colimense y prácticamente a solo 15 minutos en automóvil desde la capital— goza de una vegetación exuberante, mucho silencio y el sonido apenas perceptible del viento, que obliga a imaginar cómo era la vida sin que nada perturbe el ejercicio de viajar al pasado, sin necesidad de una máquina del tiempo.

El lugar mantiene los trazos originales de sus calles, las plataformas de piedra y numerosos petroglifos tallados a lo largo de sus patios, es posible ver un juego de pelota e incluso el sistema de drenaje que desarrollaron durante la época.

Andando entre la zona, te sorprenderá encontrar túneles que parecen interconectarse por debajo de la tierra, y aunque hoy evidentemente son imposibles de explorar, al menos entre los visitantes, siembran múltiples interrogantes alrededor de su uso.

Otro extraordinario regalo para los viajeros que acuden a La Campana, son las vistas al Volcán de Colima y su Nevado, rodeados nada más que por el cielo, los árboles y las ruinas de una ciudad que prevalece sólida como sus rocas y abierta para que la descubras.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Los expertos dicen
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
Calificación
Calificación
Rango de precio
Calificación
Escribe una palabra clave