Regresar

Corredor Cultural La Perla

Torreón

Una mañana de marzo de 2003, un camión perdió el control y cayó en una zanja en el pavimento que cubría la calle Rodríguez y avenida Hidalgo, rompiendo una bóveda. Y de no haber sido por ese peculiar incidente, no se hubiera descubierto un canal subterráneo de seis metros de altura y 4.5 metros de ancho que hoy se conoce como el Corredor Cultural La Perla.

Este canal de agua cuyos muros estaban cubiertos de mampostería, tenía pisos de piedra caliza y una bóveda de adobón rojo que fue mandado a hacer por el empresario Feliciano Cobián, quien necesitaba regar las tierras de la hacienda “La Perla” así como otros pobladores ricos que también necesitaban regar sus sembradíos de hortalizas a finales del siglo XIX. Después se utilizó como canal de aguas negras, y cuando llegó a su máxima capacidad, quedó en el olvido.

Si ahora tú deseas investigar lo que hay en este túnel subterráneo que originalmente tenía una longitud de mil 200 metros, de los cuales se pueden recorrer únicamente 420 metros, dirígete a la calle Cepeda y avenida Juárez donde está su entrada principal.

Este corredor turístico fue completamente remodelado desde su (re)descubrimiento por lo que ahora los curiosos lo visitan para descubrir en los recorridos especiales, las misteriosas leyendas que ha generado este lugar, admira las exposiciones, presentaciones, conciertos o conferencias que se llevan en este escenario único.

Dentro de él, también encontrarás restaurantes y tiendas de artesanías que darán un gran final a tu paso por aquí.

Una mañana de marzo de 2003, un camión perdió el control y cayó en una zanja en el pavimento que cubría la calle Rodríguez y avenida Hidalgo, rompiendo una bóveda. Y de no haber sido por ese peculiar incidente, no se hubiera descubierto un canal subterráneo de seis metros de altura y 4.5 metros de ancho que hoy se conoce como el Corredor Cultural La Perla.

Ver más información


Este canal de agua cuyos muros estaban cubiertos de mampostería, tenía pisos de piedra caliza y una bóveda de adobón rojo que fue mandado a hacer por el empresario Feliciano Cobián, quien necesitaba regar las tierras de la hacienda “La Perla” así como otros pobladores ricos que también necesitaban regar sus sembradíos de hortalizas a finales del siglo XIX. Después se utilizó como canal de aguas negras, y cuando llegó a su máxima capacidad, quedó en el olvido.

Si ahora tú deseas investigar lo que hay en este túnel subterráneo que originalmente tenía una longitud de mil 200 metros, de los cuales se pueden recorrer únicamente 420 metros, dirígete a la calle Cepeda y avenida Juárez donde está su entrada principal.

Este corredor turístico fue completamente remodelado desde su (re)descubrimiento por lo que ahora los curiosos lo visitan para descubrir en los recorridos especiales, las misteriosas leyendas que ha generado este lugar, admira las exposiciones, presentaciones, conciertos o conferencias que se llevan en este escenario único.

Dentro de él, también encontrarás restaurantes y tiendas de artesanías que darán un gran final a tu paso por aquí.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave