Regresar

Valle de Zaragoza

Chihuahua

A 160 kilómetros de la ciudad de Chihuahua, se localiza Valle de Zaragoza, una localidad cuyos inicios se remontan a la época virreinal y que obtiene su nombre al estar establecido sobre un valle a las orillas del Río Conchos. El apellido, es un tributo al general Ignacio Zaragoza, así lo cuentan sus habitantes.

Con árboles tan antiguos como sus edificaciones, la llamada inicialmente región del Pilar de Conchos, cuenta con una icónica Alameda, por supuesto, repleta de álamos que han sido testigos del paso del tiempo, de sus épocas doradas y eventos decisivos en la historia de nuestro país, como la Revolución Mexicana de 1910.

Su gente relata que Francisco Villa mandó fusilar a los enemigos colgándolos en los álamos más altos de este paseo, que hoy es un área recreativa para familias, con asadores y juegos infantiles donde los fines de semana se convierten en auténticas vacaciones.

Otros cuentan que por el cerro de la mezcalera aún se encuentra enterrado el oro que el general escondió, pero ninguno ha emprendido la misión de búsqueda.

En su lugar, los zaragonenses han encontrado su forma de vida en la ganadería, agricultura y las divisas que su gente envía desde los Estados Unidos a los que se quedaron. Quizás por eso el Valle parece habitado por gente mayor, gente sabia que entiende la tierra y recuerda la historia como si la hubiera protagonizado, tal vez porque así fue.

Hoy, muchos dueños de ranchos como “La Laborcita”, que fuera una hacienda porfirista en el siglo XIX, dedican sus días a preservar sus oficios y continuar en activo, como si en el pueblo la palabra jubilación no tuviera lugar en el diccionario.

A 160 kilómetros de la ciudad de Chihuahua, se localiza Valle de Zaragoza, una localidad cuyos inicios se remontan a la época virreinal y que obtiene su nombre al estar establecido sobre un valle a las orillas del Río Conchos. El apellido, es un tributo al general Ignacio Zaragoza, así lo cuentan sus habitantes.

Ver más información


Con árboles tan antiguos como sus edificaciones, la llamada inicialmente región del Pilar de Conchos, cuenta con una icónica Alameda, por supuesto, repleta de álamos que han sido testigos del paso del tiempo, de sus épocas doradas y eventos decisivos en la historia de nuestro país, como la Revolución Mexicana de 1910.

Su gente relata que Francisco Villa mandó fusilar a los enemigos colgándolos en los álamos más altos de este paseo, que hoy es un área recreativa para familias, con asadores y juegos infantiles donde los fines de semana se convierten en auténticas vacaciones.

Otros cuentan que por el cerro de la mezcalera aún se encuentra enterrado el oro que el general escondió, pero ninguno ha emprendido la misión de búsqueda.

En su lugar, los zaragonenses han encontrado su forma de vida en la ganadería, agricultura y las divisas que su gente envía desde los Estados Unidos a los que se quedaron. Quizás por eso el Valle parece habitado por gente mayor, gente sabia que entiende la tierra y recuerda la historia como si la hubiera protagonizado, tal vez porque así fue.

Hoy, muchos dueños de ranchos como “La Laborcita”, que fuera una hacienda porfirista en el siglo XIX, dedican sus días a preservar sus oficios y continuar en activo, como si en el pueblo la palabra jubilación no tuviera lugar en el diccionario.

Ver menos

Atractivos turísticos de Valle de Zaragoza
Mapa de Valle de Zaragoza
¡Reserva tu viaje al mejor precio!
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave