Regresar

Comunidad Menonita

Ciudad Cuauhtémoc

Viajar también se trata de adentrarse en nuevas culturas, es por esta razón que los asentamientos menonitas en Ciudad Cuauhtémoc se han vuelto uno de sus atractivos principales.

Camina por las calles de la comunidad, poco a poco te verás rodeado de casas antiguas construidas de adobe con mezcla de arena y cal, techos de madera con capas galvanizadas, conservando los diseños tradicionales en los que el establo permanecía cerca de la cocina para proteger al ganado del frío.

También, admirarás cómo la modernidad va abriéndose paso con casas más actuales que copian la arquitectura estadounidense. Eso sí, todas guardando la tradición de estar bellamente decoradas por muchas flores y árboles que se mezclan perfectamente con las huertas y sembradíos de maíz, frijol, avena y trigo o los graneros que resguardan animales como puercos, vacas y gallinas.

Lo mejor es visitar el Corredor Comercial Menonita que concentra multitud de comercios como plazas comerciales, negocios de metalurgia, restaurantes y hoteles a lo largo de sus 40 kilómetros de longitud. Aquí es donde está el Museo y Centro Cultural Menonita, el cual debes visitar para adentrarte en sus usos y costumbres. Además, podrás adquirir algunas artesanías y el rico queso que ha vuelto tan popular a esta comunidad.

Si de hambre se trata, uno de los restaurantes más populares es la Pizzería Los Arcos, pide la especialidad de la casa, la pizza que lleva el nombre del restaurante hecha a base de quesos e ingredientes menonitas cultivados en la región. Aunque no venden bebidas alcohólicas (de hecho en todo este territorio no se vende), eso te permite pedir una deliciosa malteada a base de helado elaborados artesanalmente con los ingredientes más frescos.

El estado de Chihuahua es el cuarto productor de leche en todo México y mucho tiene que ver por la producción de los campos menonitas, quienes trajeron sus propias vacas cuando llegaron en el ferrocarril a tierras mexicanas, por lo que es imperdible adquirir o al menos degustar sus quesos, panes y maisteja (semillas de girasol) de las cuales son fanáticos y tendrás que probarlos para descubrir por qué.

Viajar también se trata de adentrarse en nuevas culturas, es por esta razón que los asentamientos menonitas en Ciudad Cuauhtémoc se han vuelto uno de sus atractivos principales.

Ver más información


Camina por las calles de la comunidad, poco a poco te verás rodeado de casas antiguas construidas de adobe con mezcla de arena y cal, techos de madera con capas galvanizadas, conservando los diseños tradicionales en los que el establo permanecía cerca de la cocina para proteger al ganado del frío.

También, admirarás cómo la modernidad va abriéndose paso con casas más actuales que copian la arquitectura estadounidense. Eso sí, todas guardando la tradición de estar bellamente decoradas por muchas flores y árboles que se mezclan perfectamente con las huertas y sembradíos de maíz, frijol, avena y trigo o los graneros que resguardan animales como puercos, vacas y gallinas.

Lo mejor es visitar el Corredor Comercial Menonita que concentra multitud de comercios como plazas comerciales, negocios de metalurgia, restaurantes y hoteles a lo largo de sus 40 kilómetros de longitud. Aquí es donde está el Museo y Centro Cultural Menonita, el cual debes visitar para adentrarte en sus usos y costumbres. Además, podrás adquirir algunas artesanías y el rico queso que ha vuelto tan popular a esta comunidad.

Si de hambre se trata, uno de los restaurantes más populares es la Pizzería Los Arcos, pide la especialidad de la casa, la pizza que lleva el nombre del restaurante hecha a base de quesos e ingredientes menonitas cultivados en la región. Aunque no venden bebidas alcohólicas (de hecho en todo este territorio no se vende), eso te permite pedir una deliciosa malteada a base de helado elaborados artesanalmente con los ingredientes más frescos.

El estado de Chihuahua es el cuarto productor de leche en todo México y mucho tiene que ver por la producción de los campos menonitas, quienes trajeron sus propias vacas cuando llegaron en el ferrocarril a tierras mexicanas, por lo que es imperdible adquirir o al menos degustar sus quesos, panes y maisteja (semillas de girasol) de las cuales son fanáticos y tendrás que probarlos para descubrir por qué.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave