Regresar

Centro Cultural Quinta Gameros

Chihuahua

Este edificio fue diseñado por el arquitecto Julio Corredor, bajo encargo del ingeniero Don Manuel Gameros, quien desde el inicio pensó en el lugar como su residencia. Fastuosa y con más de 50 habitaciones, quedó casi terminada al inicio de la Revolución. Cuando el ingeniero se dirigía a disfrutar de las lujosas instalaciones de su nueva morada fue sorprendido por las tropas revolucionarias encabezadas por Pancho Villa, quienes sin eufemismos ni argumentos, simplemente se la decomisaron.

Una de las razones que motivó al Centauro del Norte (Pancho Villa), a tomar estas medidas, es que ante los ojos de los revolucionarios, la Quinta representaba todo aquello contra lo que estaban luchando; la dictadura porfirista. Así fue como el sueño residencial del Art Noveau en Chihuahua se convirtió en la residencia del primer jefe del Ejército Constitucionalista; Venustiano Carranza, prisión e incluso cuartel del general Villa.

Tras finalizar la Revolución, la hermosa mansión estaba lista para ser habitada por sus dueños, la familia Gameros. Sin embargo, sólo la habitaron por cinco años, para después venderla al Gobierno del Estado.

Extensos vitrales coloridos, cornisas ornamentadas a detalle, inmensos salones en tonos claros y pastel, amueblados con sillones de maderas finas traídas de Francia, así como comedores con capacidad para incontables invitados, forman parte de las joyas que inexplicablemente sobrevivieron estoicas los embates de la guerra. En un tiempo donde parece que todo estalló, menos la belleza del lugar al que hoy todos podemos acudir.

Visitar el Centro Cultural Universitario Quinta Gameros, es atravesar un portal a otra época y sentir que viajas por las páginas de los libros de Historia; oler literalmente los recuerdos y escuchar los murmullos de sus paredes, mientras imaginas sus bailes que no sabremos si se realizaron o solo quedaron en música sonando en un fonógrafo.

Durante tu paso por el sitio, conocerás otra importante colección de Art Noveau; el mobiliario de Casa Requena, un recinto situado en la Ciudad de México que compartía gustos y estilo con la Quinta Gameros, decidiendo —tras la imposibilidad de mantener en buen estado la casa de la capital del país— realizar un comodato con la residencia chihuahuense, es decir un préstamo vigente hasta hoy.

Este edificio fue diseñado por el arquitecto Julio Corredor, bajo encargo del ingeniero Don Manuel Gameros, quien desde el inicio pensó en el lugar como su residencia. Fastuosa y con más de 50 habitaciones, quedó casi terminada al inicio de la Revolución. Cuando el ingeniero se dirigía a disfrutar de las lujosas instalaciones de su nueva morada fue sorprendido por las tropas revolucionarias encabezadas por Pancho Villa, quienes sin eufemismos ni argumentos, simplemente se la decomisaron.

Ver más información


Una de las razones que motivó al Centauro del Norte (Pancho Villa), a tomar estas medidas, es que ante los ojos de los revolucionarios, la Quinta representaba todo aquello contra lo que estaban luchando; la dictadura porfirista. Así fue como el sueño residencial del Art Noveau en Chihuahua se convirtió en la residencia del primer jefe del Ejército Constitucionalista; Venustiano Carranza, prisión e incluso cuartel del general Villa.

Tras finalizar la Revolución, la hermosa mansión estaba lista para ser habitada por sus dueños, la familia Gameros. Sin embargo, sólo la habitaron por cinco años, para después venderla al Gobierno del Estado.

Extensos vitrales coloridos, cornisas ornamentadas a detalle, inmensos salones en tonos claros y pastel, amueblados con sillones de maderas finas traídas de Francia, así como comedores con capacidad para incontables invitados, forman parte de las joyas que inexplicablemente sobrevivieron estoicas los embates de la guerra. En un tiempo donde parece que todo estalló, menos la belleza del lugar al que hoy todos podemos acudir.

Visitar el Centro Cultural Universitario Quinta Gameros, es atravesar un portal a otra época y sentir que viajas por las páginas de los libros de Historia; oler literalmente los recuerdos y escuchar los murmullos de sus paredes, mientras imaginas sus bailes que no sabremos si se realizaron o solo quedaron en música sonando en un fonógrafo.

Durante tu paso por el sitio, conocerás otra importante colección de Art Noveau; el mobiliario de Casa Requena, un recinto situado en la Ciudad de México que compartía gustos y estilo con la Quinta Gameros, decidiendo —tras la imposibilidad de mantener en buen estado la casa de la capital del país— realizar un comodato con la residencia chihuahuense, es decir un préstamo vigente hasta hoy.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave