Regresar

Edificios de época

Batopilas

En Batopilas hay lugares que crean la sensación de estar en un pueblo fantasma, como la Misión de Satevó, ubicada a ocho kilómetros del centro, siguiendo la ribera del río. Fue llamada la “catedral perdida”, por estar aislada de la población. Fue construida por el misionero jesuita Manuel Ordaz y los nativos rarámuris, en 1699. Desde entonces, sus muros se mantienen intactos y con devoción a la Virgen de Los Dolores.

Volviendo al centro del Pueblo Mágico de Batopilas, se encuentra otro sobreviviente de la orden jesuita, la iglesia de la Virgen del Carmen. Tiene la característica de tener una “espadaña”, campanario de una sola pared que solo tiene los huecos para colocar las campanas. A unos pasos, también se pueden visitar las casas Barffuson y Bligger, pertenecientes a los comisionados de la casa real de España y a los mineros más acaudalados, de cuando Batopilas vivía el esplendor de la explotación de plata.

También se conserva la antigua Casa de Raya, a un lado del acueducto que se construyera para fines hidroeléctricos. De hecho, Batopilas fue la segunda ciudad de México en tener luz eléctrica. Por último está, la Casa Cural, que fuera una reconocida tienda de abastos del siglo XVIII.

En Batopilas hay lugares que crean la sensación de estar en un pueblo fantasma, como la Misión de Satevó, ubicada a ocho kilómetros del centro, siguiendo la ribera del río. Fue llamada la “catedral perdida”, por estar aislada de la población. Fue construida por el misionero jesuita Manuel Ordaz y los nativos rarámuris, en 1699. Desde entonces, sus muros se mantienen intactos y con devoción a la Virgen de Los Dolores.

Ver más información


Volviendo al centro del Pueblo Mágico de Batopilas, se encuentra otro sobreviviente de la orden jesuita, la iglesia de la Virgen del Carmen. Tiene la característica de tener una “espadaña”, campanario de una sola pared que solo tiene los huecos para colocar las campanas. A unos pasos, también se pueden visitar las casas Barffuson y Bligger, pertenecientes a los comisionados de la casa real de España y a los mineros más acaudalados, de cuando Batopilas vivía el esplendor de la explotación de plata.

También se conserva la antigua Casa de Raya, a un lado del acueducto que se construyera para fines hidroeléctricos. De hecho, Batopilas fue la segunda ciudad de México en tener luz eléctrica. Por último está, la Casa Cural, que fuera una reconocida tienda de abastos del siglo XVIII.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave