Tulum, lugar enigmático de la Riviera Maya

7838_visitmx-articulos-tulum-lugar-enigmatico-de-la-riviera-maya.jpg
Abril | 2018

Una de las zonas arqueológicas más enigmáticas y hermosas de México está en Quintana Roo, sobre un acantilado, a orillas del Caribe. Sus playas blancas y turquesa son de las mejores del país, y del mundo. Por su belleza e importancia arqueológica, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987.

Tiene una extensión de más de 664 hectáreas. Es Área Natural Protegida en la Riviera Maya.

Primero se llamó Zamá, que quiere decir amanecer en maya. El nombre de Tulum (muralla) vino cuando ya estaba en ruinas. Fue de las urbes mayas más importantes de los siglos XIII y XIV.

Aunque hay inscripciones desde el año 564, la mayoría de sus edificios se construyeron entre los años 1200 y 1450. Todavía estuvo habitado durante los primeros años de la colonia. Aquí se encontraron objetos procedentes de varias regiones, lo cual habla de su relevancia en el comercio del México antiguo.

El Castillo es una de sus edificaciones más importantes. Se encuentra frente al mar y hace referencia al Sol y a Venus; en su parte inferior hay una cueva que representa el inframundo. 

El Castillo cumplía con la función de faro. Los dos ventanales de la fachada se iluminaban con luz natural o antorchas e indicaba el momento para hacer girar las embarcaciones.

Otra construcción importante es el Templo del Dios Descendente. Su nombre proviene de un personaje de estuco que se encuentra en posición descendente, en su fachada. En el interior se encuentran pinturas que representan ideas de nacimiento y renovación.

Frente a este templo se encuentra una calzada principal que culmina en el Templo de los Frescos. Se conoce así por sus pinturas murales de seres sobrenaturales que residen en el Inframundo. 

Hay otras construcciones dignas de conocerse en Tulum. Como la Casa de las Columnas, la Casa del Halach Uinik, la Casa del Cenote y el Templo del Dios del Viento.

Tulum se encuentra en un ecosistema de tipo manglar. Además de la zona arqueológica, puedes tener un paseo entre flora como chaca, chicozapote, chechén y palmas; y con un poco de paciencia conocer sus especies nativas, como los patos cuchara, golondrinas fulvas, monos arañas, osos hormigueros, armadillos, ardillas y tuzas. 

Al sur de Tulum se encuentra Sian Kaan. Es una reserva natural de barrera de coral, manglar, laguna y selva, con manatíes y cocodrilos. También está rodeado de cenotes. Entre ellos destaca el Cenote Escondido, a dos kilómetros al sur del pueblo, el Cenote Clavera y Dos Ojos, todas excelentes opciones para la práctica del buceo.

¿Ya estás haciendo maletas para ir a Tulum?