Tamal gigante de la Huasteca

Hidalgo, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas, Veracruz

Octubre | 2018

Una fiesta en la Huasteca tiene dos invitados imprescindibles: el huapango y el zacahuil, este tamal gigante que puede alimentar a un centenar de personas.

¿Cómo se hace y cuál es la importancia de este platillo en las comunidades huastecas?

La región huasteca comprende los estados de Hidalgo, Veracruz, Tamaulipas, San Luis Potosí, Puebla y Querétaro. Por eso todos se dirán los verdaderos creadores del zacahuil. También, a eso se debe que haya variantes entre los ingredientes.

Dondequiera que lo pruebes será una experiencia deliciosa. Se trata de un tamal que puede medir del metro y medio a los 5 m de longitud, con un peso cerca de 60 kilos.

Se hace con maíz martajado (es decir, no alcanza a ser masa de nixtamal) mezclado con manteca de cerdo.

Se le pone un adobo de chile comapeño, chile ancho, pasilla, guajillo, además de cebolla, ajo y otras especias.

También lleva trozos de carne, que pueden ser de cerdo o guajolote.

Se envuelve en hojas de papatla o plátano y se cocina durante doce horas en hornos de leña. 

Se sirve en un plato hondo, encima de una hoja de plátano, y se acompaña zanahoria, cebolla y chiles curtidos en vinagre.

Los huastecos precolombinos agregaban piezas de animales como jabalí, venado, faisán, armadillo o víbora.

Incluso, una leyenda cuenta que el primer zacahuil se hizo con la carne del tirano Huehutli, quien trató con crueldad a los huastecos. La leyenda agrega que las mujeres comieron este tamal, como una forma de recuperar su honra.

El Zacahuil se prepara para fiestas familiares como bodas, quince años o bautizos, y también en fiestas de la comunidad, como Día de la Candelaria, Semana Santa, el 28 de septiembre, día de San Miguel Arcángel o en el tradicional Xantolo que festeja a los muertos.

Por suerte, no necesitas esperar a alguna fecha especial para probarlo.

Basta ir a poblaciones huastecas como Xilitla en San Luis Potosí, Tuxpan en Veracruz, Huautla en Hidalgo, la Sierra Gorda en Querétaro o Xicotepec de Juárez en Puebla. En los mercados de estas comunidades suele haber zacahuil en la mañana.


Ve temprano que se acaba pronto. Es una experiencia deliciosa, de la que siempre querrás más.