Máscara folclore de México

Chiapas, Michoacán, Morelos, Puebla, Tabasco

Octubre | 2018

En uno de sus más famosos ensayos, Octavio Paz dice que con las máscaras los mexicanos nos preservamos: “máscara el rostro, máscara la sonrisa.”
Pero, también, nos enmascaramos como desafío, parodia, baile y fiesta. En toda la República hay fiestas que hacen de la máscara su misterio, su chacota y su fascinación.

Máscaras de madera y cuero o barro y tela para carnavales, Día de Muertos o fiestas patronales. En los pueblos más alejados y en los centros de las ciudades. En los atrios de las iglesias y en el intenso cuadrado de un ring.

En Morelos las usamos para burlarnos de los que no nos invitan a las fiestas.

En Michoacán nos vaticinan cómo será el tiempo nuevo y nos burlamos de los tiempos pasados.

En Chiapas entretienen niños enfermos.

En Puebla alejan la amenaza de los tigres depredadores. 

Y en Tabasco ayudan a conjurar demonios.