La hora de los tacos

Hidalgo, Michoacán, Querétaro

Marzo | 2018

Los mexicanos amamos los tacos. Seas norteño o del sur, vivas en el Bajío o en la costa del Pacífico, te dicen: “vamos por tacos” y la mirada se humedece de felicidad.

Pero sabemos de ciertos protocolos a la hora de entrarle a las taquizas. Puedes comer tacos cuando se te antoje, pero hay horarios significativos; ¿sabes cuáles son?

Por la mañana

Tacos de canasta
Originarios de Tlaxcala, se venden en su canasta; se transportan en bicicleta. Suelen encontrarse muy temprano, fuera de las construcciones, fábricas y oficinas. Los tradicionales son de papa, frijol, chicharrón y adobo.

Tacos de barbacoa
Se cocinan en un hoyo en la tierra, envuelta en hojas de plátano o maguey. Puede ser de aves, venado, puerco, pero la tradicional es de borrego. Originaria de Hidalgo, es ideal para comerse a primera hora, con su consomé. Genial para la cruda.

Por la tarde

Tacos de carnitas
Las famosas son de carne de cerdo, frita en manteca, en enormes ollas de cobre. Son originarios de Michoacán y Querétaro. Se acompañan con cebolla, cilantro y salsa picosa. Pero ojo: son de digestión larga, justo de ahí viene la fama del mal de puerco.

Tacos de guisados
La fusión perfecta de la garnacha y la comida casera de mamá. Hay distintos guisados: chicharrón en salsa, rellena, tinga, salchichas con nopales y hasta de un simple pero apetitoso huevo cocido. Suelen ser el pan de cada día de los oficinistas. Por supuesto, se acompañan con frijolitos y arroz.

Por la noche

Suadero, longaniza y tripa
El suadero es la parte baja de la vaca, lo que también se llama falda, matambre o flank steak. La novedad es que se fríe junto con la tripa (bien doradita, porfis), además de longaniza. La tortilla es chica y por eso uno se come varios. Normalmente se sirven al lado de otro clásico

Tacos al pastor
Un trompo de carne de cerdo que se marinó con achiote y especias, se asa frente a un fuego vertical. La carne se corta en capas y se sirve en tortillas pequeñas, con cilantro, cebolla y piña. Es una adaptación del shawarma, platillo árabe. De donde provenga, ¿a poco no se te antojaron?

A fin de cuentas, puedes comer tacos a la hora que se te antoje. La variedad es infinita: de pescado, de mixiote, de cochinita pibil, de cabeza, a la parrilla… Comer tacos es la mejor forma de ser mexicano.

¿Qué otros tacos puedes recomendarnos?