Hospedaje con aguas termales

Coahuila, Guanajuato, Jalisco, San Luis Potosí, Yucatán

Agosto | 2018

No hay civilización mesoamericana más misteriosa que la maya; sus ciudades construidas entre la selva, sus leyendas adivinadas en los murales, sus hallazgos científicos, siguen provocando la intriga de arqueólogos, historiadores e investigadores.

Lo que no puede negarse: la riqueza de su legado es amplia y definitiva. ¿Sabes qué dejaron los misteriosos mayas para nosotros?

Hacienda Taboada
San Miguel de Allende, Guanajuato.

Tiene vegetación abundante y albercas con aguas termales de 38°. Sus villas se construyeron al estilo mediterráneo. Destaca su alberca olímpica, con alto contenido de bicarbonato de sodio, que retrasa el envejecimiento.
Termas de San Joaquín Ramos Arizpe, Coahuila.
¿Un hotel de aguas termales en el desierto? Y no sólo eso, también cuentan con albercas al estilo de los antiguos baños romanos, con arcos y paredes de ladrillo. Además, aquí hay un spa en el que se aplican tratamientos relajantes con productos artesanales que provienen de la región.
 Hotel Zenti´k Project
Valladolid, Yucatán.

Bungalós de adobe, con techos de zacate. Si quieres hasta puedes dormir en hamaca. Tiene una alberca subterránea a la que se le agrega sal para imitar las aguas termales. También es un espacio artístico, con obras de escultores y fotógrafos.
Hotel Cosalá Grand Chapala, Jalisco.
Tiene hermosos jardines y tres albercas con aguas termales, que gradúan sus temperaturas de 32 a 38°C. Además, tiene una ubicación privilegiada, que permite hacer paseos por el malecón de Chapala y visitar el encantador pueblo de Ajijic, que cuenta con boutiques y galerías de arte.
Hotel Spa Taninul Ciudad Valles, San Luis Potosí.
Este hotel se encuentra dentro de una reserva natural, por lo que a la experiencia de las aguas termales se une la práctica del ecoturismo. Sus aguas sulfurosas van de los 30 a los 50°C. Tiene tirolesa y jardines. Además, sus alrededores son las selvas exuberantes que distinguen a la Huasteca potosina.
Hay muchos hoteles más de aguas termales en el país, de seguro conoces alguno de ellos y nos puedes contar cómo ha sido tu experiencia.
Y si no conoces ninguno, aprovecha el verano para tener un viaje cálido y relajante, que reconfortará tu cuerpo y tu mente.