Ecobici, México pedalea

Ciudad de México, Jalisco, Puebla

Julio | 2016

Como una alternativa al tráfico creciente de las grandes ciudades, los mexicanos se mueven en dos ruedas favoreciendo el desarrollo sustentable en las urbes de manera divertida, ecológica y saludable. México fue el primer país con un servicio de movilidad con bicicletas compartidas de América Latina

Bicicletas en la Ciudad de México
"Cada día tengo varias juntas con clientes y colegas en la zona de la avenida Reforma y la Condesa, todos los traslados los hago en bicicleta”, nos cuenta con una gran sonrisa Ana Ruiz, a quien los tacones y la ropa de oficina no le impiden pedalear sobre una Ecobici cargando su laptop. Mike Jones, que además de traje y corbata lleva puesto un casco, nos cuenta otro tanto: “Me liberé de la esclavitud del auto, el tráfico y los pagos de estacionamiento, lo usaba sólo para venir al trabajo y luego regresar a casa, me estresaba, pero ahora hago mis viajes en bicicleta y de paso me ejército”.

El primer servicio de movilidad con bicicletas compartidas en América Latina, Ecobici, se puso en marcha en febrero de 2010 en la Ciudad de México como un eficaz complemento al transporte público y una excelente opción de movilidad, amable con el medio ambiente, en una de las ciudades más grandes del mundo.

Ecobici es gestionada por la Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal y su red cuenta con 275 cicloestaciones y más de 4000 bicicletas, brindando más de 20 millones de viajes desde el inicio de operaciones, en sus 21 kilómetros cuadrados de cobertura en el centro y poniente de la ciudad. Se proyecta extender el servicio al sur, con lo que se calcula un aumento de los actuales 139 mil usuarios en un estimado de 55 mil, ofreciendo 21 mil viajes adicionales a los 30 mil actuales. La suscripción anual permite al ciclista realizar viajes ilimitados de hasta 45 minutos (si se requiere más tiempo, se puede dejar la bicicleta, esperar cinco minutos y tomar una nueva, o se carga una diferencia por el tiempo extra en tu tarjeta).

La edad promedio de los usuarios capitalinos ronda los 35 años, siendo el 63% de ellos de género masculino. Los viajes son recurrentes en distancias cortas, aunque dispones de hasta 45 minutos para llegar a la siguiente cicloestación. Poco menos de la mitad de los usuarios se suben a la bici como alternativas al ir a pie o en transporte público en su horario de 5 de la mañana hasta 30 minutos pasada la media noche, siendo una opción ya sea para trasladarse a la oficina, ir de compras o hasta para salir por la tarde a verse con los amigos. La buena noticia es que cada vez vemos más carriles destinados al tránsito exclusivo de las bicicletas en la ciudad.
Por lo demás, bajo la idea de “Una ciudad, una tarjeta” es posible dar de alta tu Tarjeta del Distrito Federal (TDF) para el sistema Ecobici y tener a la mano también los servicios de transporte público Metrobús, Metro y Tren Ligero sin requerir más espacio en tu cartera.

Puebla y Guadalajara

La idea de movilidad en dos ruedas sin motor se ha ido extendiendo a otras partes del país. El ayuntamiento de la ciudad de Puebla hizo posible la incorporación de este sistema de transporte a partir de noviembre de 2013. Allí, el servicio de bicicletas compartidas Smartbike permite moverse con comodidad (en viajes de un máximo de 30 minutos, para no generar cargos extra) por el primer cuadro de ciudad entre sus seis estaciones distribuidas por el Centro Histórico con sus 81 bicicletas disponibles. A partir de diciembre de 2014, Guadalajara, en el occidente de México, es otra de las ciudades en ofrecer el servicio a través de Mibici, donde puedes tener acceso a viajes ilimitados de 30 minutos (también acá los viajes más largos generan cargos adicionales) con sus 860 bicicletas en sus 86 cicloestaciones. El ciclismo urbano se va extendiendo por todo el país motivado por colectivos, organizaciones, dependencias públicas y ciudadanos preocupados por la construcción de un nuevo paisaje urbano y sustentable.