Chefs mexicanos ganan el premio Diners Club®

1661_blog_chefs_mexicanos_ganan_el_premio_diners_club®.jpg

Ciudad de México

Septiembre | 2018

María Elena Lugo Zermeño y Gerardo Vázquez Lugo, madre e hijo respectivamente, han demostrado cómo un menú basado en la tradición familiar puede trascender generaciones y permanecer en el gusto del comensal.

Esta es la primera vez que los Latin America’s 50 Best Restaurants otorgan el premio a la carrera de dos chefs, un importante reconocimiento del talento y el esfuerzo compartido de este dúo madre e hijo, quienes han ayudado a elevar la gastronomía tradicional mexicana durante décadas.

Es una distinción única que celebra y reconoce la contribución y relevancia de las carreras de ambos chefs quienes están al frente del restaurante Nicos, de la Ciudad de México.

El premio Diners Club® Lifetime Achievement Award 2018 lo eligen más de 250 expertos independientes de la industria gastronómica y gourmets de toda América Latina. 

María Elena Lugo Zermeño y Gerardo Vázquez Lugo han trabajado incesantemente durante décadas para elevar la cocina mexicana, no sólo con el restaurante, sino también a través de investigaciones, colaboraciones académicas y cursos de gastronomía, así comparten su conocimiento y pasión con otros chefs y gastrónomos.

A lo largo de su vida, la chef María Elena Lugo ha mantenido una fuerte creencia en el enorme valor cultural y gastronómico de la cocina tradicional mexicana y ha sido fundamental para llevarlo a la vanguardia de la escena culinaria. Su difunto esposo, Raymundo Vázquez, abrió Nicos en 1957 y ella se unió al restaurante con el objetivo de que la gente identificara el valor de la cocina ancestral y casera de México. Su hijo heredó estos valores y se unió a la cocina del restaurante hace más de 20 años.

Madre e hijo honran diversos platillos tradicionales como los Chiles en Nogada, típicos de esta temporada. Muchos conocedores consideran el Chile en Nogada de Nicos como el mejor del país. 

Otros clásicos que preparan en su famoso restaurante, son: la Sopa Seca de Natas, el Michmole de Jaibas, el icónico Guacamole, el Cuello y Silla de Borrego en salsa de Pulque y Chile Pasilla, y la Tartaleta de Tomatillo.

William Drew, editor general de los Latin America’s 50 Best Restaurants, dijo: ""Estamos encantados de honrar a María Elena y Gerardo por su contribución combinando la preservación, el desarrollo y el reconocimiento de la gastronomía mexicana. Nicos ha jugado un papel clave en la historia culinaria de la Ciudad de México por más de 60 años, un logro increíble en sí mismo. El éxito del restaurante se debe en gran parte a este dúo único de madre e hijo, cuyas personalidades atractivas y entusiasmo incansable han generado mucho amor y respeto. Por estas razones, estamos presentando este bien merecido premio en conjunto a los dos”.