5 ciudades que los millennials pusieron de moda

5150_visitmx-articulos-5-ciudades-que-los-millennials-pusieron-de-moda.jpg

Baja California, Jalisco, Puebla, Querétaro, Yucatán

Agosto | 2016

Los millennials se les escurren a sociólogos, mercadólogos, políticos, urbanistas. Se les diseña un estilo de vida y ellos deciden otro. Lo mismo pasa con sus ciudades. Aunque siguen migrando a las urbes importantes del país, también buscan experimentar en nuevos bastiones. Te contamos dónde han puesto el ojo (y sus vidas) últimamente

1. Xalapa (Veracruz) 
Aquí está la Universidad Veracruzana, una de las más prestigiadas del continente en los rubros de ciencias sociales y humanidades, a la que acuden jóvenes del país, Centroamérica y Europa. En consecuencia, es una ciudad juvenil. “Es una ciudad barata, con un clima amable la mayoría del tiempo y, hasta cierto punto, un lugar tranquilo”, dice Alberto Delgado, fotoperiodista en la ciudad. Además agrega que los jóvenes que se "apoderan" de Xalapa van de los 17 a los 30 años. Sus lugares preferidos son los bares del centro como La Tiendita y El Garrobo; también cafés como el Bola de Oro, Café Del Lago y Jarocho Style. Por lo demás, son famosas sus Black Seassons, fiestas de boca a boca que se dan en los alrededores del campus universitario. 
GUADALAJARA La nueva capital digital de América Latina

2. Zapopan (Jalisco) 
Jóvenes compenetrados con las redes sociales y las TI (tecnología de la información), que se manejan como peces en el agua en el entorno digital: esa parece ser últimamente la población predominante de Zapopan, ciudad satélite de Guadalajara, que es atractiva para los millennials por sus universidades privadas y su interacción en las plazas Galerías y Andares. Pero además, tiene lo mejor de dos mundos: si Zapopan es su chic, Guadalajara es su hype. “Aquí los chavos no buscan estabilidad. Cambian de trabajo a cada rato. También de casa”, dice Alai, coordinadora de comunicación de Wikipolítica, el grupo que, mediante una campaña predominantemente digital, llevó al joven diputado de Zapopan (que fuera candidato independiente) Pedro Kumamoto al triunfo. “Es una sociedad ágil, nocturna, cultural y cambiante”, resume.

3. Cholula (Puebla) Hay dos Cholulas: San Andrés, donde está la Angelópolis, los centros comerciales y la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), y San Pedro, de entorno rural. San Andrés es una ciudad universitaria cuya vida gira en torno a los bares de la calle 14 Oriente, conocida como La Costera. Ahí se reúnen aprendices de diseño, artes plásticas y literatura. “Muchos jóvenes sin vigilancia, que vienen de otra parte. Es la perpetua isla de la juventud”, describe el novelista Jaime Mesa, quien desde hace trece años vive al otro lado de las vías, en San Pedro Cholula. “Aquí es vida familiar, de campesinos, comerciantes y las comunidades  indigenas Toxqui y Coyotepactl”. La emblemática pirámide de Cholula divide ambas poblaciones: San Andrés, cosmopolita; San Pedro, con vida de pueblo, pero ambas cercanas al impulso de la ciudad de Puebla.

4. Tijuana (Baja California) 
Comparada con las ciudades coloniales, Tijuana es joven (apenas 127 años) y, por lo tanto, moderna y nerviosa. Para el escritor y académico tijuanense Alfredo González Reynoso, es de los grandes atractivos de la ciudad. “Su imaginario como ciudad creativa sigue siendo poderoso. En Tijuana hay una vida cultural, social y artística muy activa y cambiante. Muchos jóvenes cercanos a las humanidades o a las artes (o incluso a las ciencias sociales) ven en Tijuana ese atractivo.” La calle Ricardo Flores Magón, mejor conocida como La Sexta, se ha consolidado como el lugar favorito de esta generación. “Ahora vive su renacimiento, sobre todo gracias al establecimiento de cervecerías artesanales de la Baja.”, comenta Alfredo.

5. Querétaro (Querétaro) 
A medio camino entre la Ciudad de México y el Bajío, Querétaro es un polo de desarrollo industrial, pero sin la saturación de otras ciudades. El Centro Histórico de la ciudad es un bastión millennial. Ricardo Osejo, director de la página virtual Reporte Querétaro, señala: “Los millennials frecuentan restaurantes, bares y cafés que proponen menús orgánicos, con una decoración interesante. Para comer o tomar un café van a La Biznaga o Kaluna. Para tomar algo más fuerte: Mezcalería La Perdida o Dodo Café, con gin muy bueno y cool.” Además, define a los millennials queretanos como un grupo ávido por descubrir e innovar. “Existe la creencia de que estamos cerrados a la gente pero es falso, mi ciudad es una excelente opción para venir a vivir y trabajar.”