La Bufadora

Ensenada

Observa como el choque de olas del “géiser marino” La Bufadora se proyectan imponentes al aire. Esto se debe al movimiento de los flujos a través de una cueva que comprime su aire al extremo.

La experiencia comienza desde antes de tu llegada, pues al transitar a un costado del océano Pacífico puedes admirar la belleza natural que te rodea con vistas espectaculares al mar.

Deberás caminar unos minutos hasta llegar al mirador, ahí te recibirá una chimenea marina abierta en el acantilado que se comunica con cuevas marinas y, dependiendo de la marea y el oleaje, el agua del mar choca con fuerza contra el acantilado y sube con fuerza.

De acuerdo con sus pobladores, la leyenda del nacimiento de este géiser dicta que hace algún tiempo, en una de las migraciones de ballenas grises, una ballena bebé se separó del grupo para curiosear en las costas, en su andar, quedó atorada entre las rocas. En busca de ayuda decidió lanzar un chorro de agua y después otro más grande.

En su corredor aledaño puedes degustar platillos y bebidas típicas de la región, como churros y mariscos preparados en diferentes formas. La mejor época para visitarlo es en invierno, ya que la marea es alta y los chorros de agua son más elevados.

Observa como el choque de olas del “géiser marino” La Bufadora se proyectan imponentes al aire. Esto se debe al movimiento de los flujos a través de una cueva que comprime su aire al extremo.

Ver más información



La experiencia comienza desde antes de tu llegada, pues al transitar a un costado del océano Pacífico puedes admirar la belleza natural que te rodea con vistas espectaculares al mar.

Deberás caminar unos minutos hasta llegar al mirador, ahí te recibirá una chimenea marina abierta en el acantilado que se comunica con cuevas marinas y, dependiendo de la marea y el oleaje, el agua del mar choca con fuerza contra el acantilado y sube con fuerza.

De acuerdo con sus pobladores, la leyenda del nacimiento de este géiser dicta que hace algún tiempo, en una de las migraciones de ballenas grises, una ballena bebé se separó del grupo para curiosear en las costas, en su andar, quedó atorada entre las rocas. En busca de ayuda decidió lanzar un chorro de agua y después otro más grande.

En su corredor aledaño puedes degustar platillos y bebidas típicas de la región, como churros y mariscos preparados en diferentes formas. La mejor época para visitarlo es en invierno, ya que la marea es alta y los chorros de agua son más elevados.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Los expertos dicen
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
Calificación
Calificación
Rango de precio
Calificación
Escribe una palabra clave