Regresar

Calvillo

Aguascalientes

¿Antojo de algo dulce, aromático y delicioso? La capital mundial de la guayaba colma las expectativas de los golosos, pero también de quienes aprecian el encanto pintoresco de un Pueblo Mágico colorido y el trabajo manual minucioso de los artesanos.

El fértil Valle de Huejúcar –que antaño se distinguía por contar con un buen número de sauces, pues a eso alude su nombre– fue el lugar donde se asentaron criollos, españoles, mestizos y también franceses, quienes instalaron sus haciendas para dedicarse a la agricultura.

Fue en 1771 cuando José Calvillo, dueño de la hacienda San Nicolás, decidió donar a la comunidad de Ojocaliente las tierras necesarias para la fundación del pueblo San José de Huejúcar. Años más tarde, en 1848, el nombre del poblado cambió a Calvillo, en honor a su benefactor y recibió la categoría de villa.

La producción de los huertos de guayaba se convirtió en el principal sustento de la comunidad, algo que sigue hasta el día de hoy, ya que la zona es la mayor productora de este fruto del país. Así, Calvillo es el mejor lugar donde acudir si se tiene antojo de los ates, mermeladas y todo tipo de dulces que se elaboran a base de guayaba.

Ubicado a 52 kilómetros de la ciudad de Aguascalientes, el Pueblo Mágico de Calvillo es también la cuna del deshilado, un precioso tipo de bordado que se realiza quitando determinados hilos de una tela para crear patrones, texturas o dibujos monocromáticos. Se trata de una tradición traída a estas tierras por los inmigrantes europeos pero que con el tiempo adquirió matices locales.

Estos bordados son sumamente apreciados por la enorme cantidad de trabajo que demandan y por el grado de detalle que se aplica a cada pieza. Así, un rebozo de deshilado puede llegar a costar sumas importantes de dinero y ser un delicadísimo accesorio que complementa un vestido de gala.

Además, Calvillo cuenta con un encantador Centro Histórico y, desde su plaza principal, se pueden emprender diversos recorridos temáticos para explorar sus rincones más coloridos, sus hitos históricos o incluso realizar excursiones a los huertos de guayaba, a las haciendas o a la presa de Malpaso.

¿Antojo de algo dulce, aromático y delicioso? La capital mundial de la guayaba colma las expectativas de los golosos, pero también de quienes aprecian el encanto pintoresco de un Pueblo Mágico colorido y el trabajo manual minucioso de los artesanos.

Ver más información


El fértil Valle de Huejúcar –que antaño se distinguía por contar con un buen número de sauces, pues a eso alude su nombre– fue el lugar donde se asentaron criollos, españoles, mestizos y también franceses, quienes instalaron sus haciendas para dedicarse a la agricultura.

Fue en 1771 cuando José Calvillo, dueño de la hacienda San Nicolás, decidió donar a la comunidad de Ojocaliente las tierras necesarias para la fundación del pueblo San José de Huejúcar. Años más tarde, en 1848, el nombre del poblado cambió a Calvillo, en honor a su benefactor y recibió la categoría de villa.

La producción de los huertos de guayaba se convirtió en el principal sustento de la comunidad, algo que sigue hasta el día de hoy, ya que la zona es la mayor productora de este fruto del país. Así, Calvillo es el mejor lugar donde acudir si se tiene antojo de los ates, mermeladas y todo tipo de dulces que se elaboran a base de guayaba.

Ubicado a 52 kilómetros de la ciudad de Aguascalientes, el Pueblo Mágico de Calvillo es también la cuna del deshilado, un precioso tipo de bordado que se realiza quitando determinados hilos de una tela para crear patrones, texturas o dibujos monocromáticos. Se trata de una tradición traída a estas tierras por los inmigrantes europeos pero que con el tiempo adquirió matices locales.

Estos bordados son sumamente apreciados por la enorme cantidad de trabajo que demandan y por el grado de detalle que se aplica a cada pieza. Así, un rebozo de deshilado puede llegar a costar sumas importantes de dinero y ser un delicadísimo accesorio que complementa un vestido de gala.

Además, Calvillo cuenta con un encantador Centro Histórico y, desde su plaza principal, se pueden emprender diversos recorridos temáticos para explorar sus rincones más coloridos, sus hitos históricos o incluso realizar excursiones a los huertos de guayaba, a las haciendas o a la presa de Malpaso.

Ver menos

Atractivos turísticos de Calvillo
Mapa de Calvillo
¡Reserva tu viaje al mejor precio!
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave