Los Tarahumaras Milenarios

 

Esta ruta incluye el célebre y asombroso recorrido en tren por las Barrancas del Cobre, en el estado de Chihuahua; un paseo por paisajes épicos ocupados por antiguos pueblos tarahumaras. Ellos reciben gustosos a los viajeros con intenciones de fijar en su espíritu vivencias inolvidables. El paseo en tren termina en Mazatlán, la tierra de los buenos mariscos, playas doradas y uno de los centros históricos mejor cuidados del país.

Destinos que integran la ruta

CHIHUAHUA

 

CREEL

 

Ciudad de cantera y cielo claro. No es extraño encontrarse en la calle a rarámuris que bajan de la Sierra Tarahumara para hacer compras u ofrecer sus artesanías. Es difícil ignorar los cortes de carne, la cerveza fría, y otras bondades del norte mexicano. Conocer las mansiones del tiempo de la Revolución Mexicana, la catedral y la tumba de Pancho Villa hacen de este destino una interesante clase de historia. Aquí empieza la ruta en el tren Chihuahua-Pacífico, que cruza por las dramáticas Barrancas del Cobre. En la mina de Naica está la cueva de los cristales más grande del mundo bautizada la Cueva de las Espadas.

 

Esta población maderera es considerada la puerta hacia la vasta Sierra Tarahumara y también un Pueblo Mágico. Desde aquí suelen partir grupos de viajeros interesados en los deportes extremos. Hay quienes en cambio prefieren la tranquilidad de sus dos iglesias, el Lago de Arareco, el Valle de los Hongos, la cascada de Cusárare o la misión jesuita de San Ignacio con su magnífica colección de arte virreinal. Un gran sitio para celebrar el Bicentenario y sentirse orgulloso de ser mexicano, además de poder vivir de cerca el esoterismo.

 

VER MAS ACTIVIDADES +

 

VER MAS ACTIVIDADES +

 

BARRANCAS DEL COBRE

 

BAHUICHIVO / CEROCAHUI

 

El grupo de seis cañones en la Sierra Tarahumara, más extenso y profundo que el Cañón de Colorado, es un sitio impresionante, y no sólo por el gigantesco paisaje, sino también por la riqueza étnica de los lugareños: el pueblo tarahumara. Vale mucho la pena conversar con alguna de estas personas y por supuesto emprender el viaje en el tren Chepe, que recorre desde la capital de Chihuahua hasta Los Mochis en Sinaloa. Las Barrancas del Cobre representan un paraíso para los amantes de la naturaleza y los deportes de aventura.

 

Si uno viaja en el Chepe hay que bajarse en la estación Bahuchivo para llegar a Cerocahui, pueblecito rodeado de cascadas y hermosos valles. Es el sitio de partida para explorar el Cañón de Urique, con casi dos mil metros de profundidad. Hay que visitar la misión de San Javier, la cascada del mismo nombre y el albergue para niñas rarámuris. A 25 kilómetros de aquí está el Cerro del Gallego, desde cuyo mirador se tiene una de las vistas más espectaculares de la Sierra Tarahumara. Ideal para los interesados en el ecoturismo.

 

VER MAS ACTIVIDADES +

 

VER MAS ACTIVIDADES +

 

EL FUERTE

 

LOS MOCHIS

 

Otro de los destinos aclamados de la ruta del Chepe. Se trata de un pueblo colonial que funcionó como un importante centro minero durante el siglo XIX. Vale la pena descubrir sus grandes mansiones, actualmente convertidas en preciosos hoteles. La plaza central y su catedral logran un hermoso cuadro con la frondosa vegetación. No hay que perderse el paseo en balsa por el río El Fuerte y escuchar las historias relacionadas con El Zorro, originario de este Pueblo Mágico.

 

Moderna ciudad en la que termina (o inicia, según se vea) el recorrido del Chepe. De tradición agrícola e industrial, este destino es famoso por sus mariscos. Vale la pena visitar la bahía de Topolobampo y hacer un recorrido en yate para observar a las familias de delfines. Desde aquí salen los barcos hacia La Paz, Baja California.

 

VER MAS ACTIVIDADES +

 

VER MAS ACTIVIDADES +

 

CIUDAD CUAUHTÉMOC

 

MAZATLÁN

 

Desde Chihuahua, ésta es la primera parada del tren, mejor conocido como Chepe. Además de ser una de las zonas más prósperas del estado, gracias a la producción de manzanas y otras labores, Ciudad Cuauhtémoc se caracteriza por contar con la comunidad menonita (granjeros de ascendencia alemana con tradiciones religiosas muy arraigadas) más grande del mundo. Son famosos sus quesos y cremas, y también los restaurantes de pizzas en la carretera. No hay que dejar de visitar el museo local en uno de los extensos campos menonitas.

 

“La Perla del Pacífico” es el puerto sinaloense por excelencia. Es famoso por sus mariscos, su sistema de transporte tirado por caballos y el carnaval que se realiza cada febrero. Su costa combina 18 kilómetros de playas y olas altas ideales para practicar surf, con el malecón más alto de América Latina. En el Cerro Crestón se encuentra un faro natural que algunos aseguran es el más alto del mundo. En el centro se puede visitar la Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción y la Plaza Machado. Para campos de golf, tiendas, clubs y grandes hoteles, hay que darse una vuelta por la Zona Dorada. Eso sí, el viajero debe probar un tejuino, una peculiar bebida a base de maíz.

 

VER MAS ACTIVIDADES +

 

VER MAS ACTIVIDADES +

 

Experiencias en la Ruta


Ir a FR

Vídeo


Ir a Bicentenario

Estados que Integran la Ruta

Guanajuato

El estado de Guanajuato tiene la ciudad de León que es prolífica, Guanajuato europea y San Miguel de Allende bohemia. Más pequeñas, pero igualmente bellas son Celaya, con su cajeta, e Irapuato con sus fresas. Entre llanuras, montañas y sierras abruptas se encuentran semiocultas todas estas ciudades. Cada una a su manera forman un estado heterogéneo, rico en cultura, con sabores y pasado como pocos.

estados

Aguascalientes

La Feria Nacional de San Marcos la puso en el mapa internacional, sin embargo para el turismo local, Aguascalientes es un destino accesible, una gran anfitriona que recibe a sus huéspedes en una capital que destaca por su limpieza y orden. Su pasado colonial se descubre en cada esquina, pero basta alejarse un poco del centro para descubrir sitios arqueológicos, como El Ocote; la Sierra Fría para los amantes del camping y la pesca; la presa; o Real de Asientos, su Pueblo Mágico.

estados

Zacatecas

Las imágenes de paisajes desérticos, minas de plata (que hoy son centros nocturnos), iglesias barrocas y reservas naturales podrían pertenecer a diferentes puntos del globo. Sin embargo, todos tienen una tierra común: Zacatecas. Gracias a la riqueza minera, este estado central desempeñó un papel importantísimo durante la Colonia y mucho después, durante la Revolución. Actualmente, todavía quedan rastros en los edificios de la capital del mismo nombre, en los monumentos y hasta en sus museos, pedazos de historia que nada tienen de aburridos.

estados

Jalisco

La tierra del tequila, los charros y el mariachi es mucho más que tradiciones. Con Guadalajara a la cabeza del arte, la cultura y la gastronomía, el viajero tiene mucho que conocer y recorrer en Jalisco, como alojarse en una de las haciendas o casas rurales más chic de México, jugar al golf con vista al mar en Puerto Vallarta, practicar deportes extremos en la montaña o hacer la ruta del tequila (la tradicional o las más alternativas por las tequileras boutique).

estados