La Magia de las Tradiciones y la Naturaleza

ruta
 


Esta ruta comprende lo mismo históricas ciudades que paisajes naturales, playas y pequeños y pintorescos pueblos con grandes atractivos turísticos. De la elegancia de Morelia hasta la alocada vida nocturna de Acapulco, de las ruinas de Tzintzuntzan a la vida urbana de Uruapan, éste es un inolvidable recorrido rico en historia, paisajes y lo más memorable, su gente.

Destinos que integran la ruta

ZIRAHUÉN

 

TAXCO

Un verdadero paraíso para los amantes de los deportes al aire libre y de la naturaleza, Zirahuén —que en purépecha significa “Espejo de los dioses” — está plagado de leyendas y fantasía. Es un lago de tonalidades verdeazuladas, rodeado de espesos bosques de encinos y pinos. La simple contemplación de este paisaje, con los trinos de las aves como fondo musical, deja con la boca abierta al viajero. Aquí pueden practicarse la pesca, la natación, el buceo, el kayak y el veleo, así como ciclismo de montaña, caminatas y paseos a caballo.

 

Quizá su ubicación, enclavada en las montañas, ha hecho que Taxco conserve el encanto de una ciudad pequeña que, sin embargo, nació esplendorosa, producto de las minas de plata a su alrededor. Fue el real de minas más importante durante la Colonia y José de la Borda, el minero más relevante de la historia de México, mandó a construir la formidable iglesia de Santa Prisca, una joya del barroco. Aún es el lugar predilecto para quienes buscan joyería de plata, y en sus alrededores existen diversas opciones de ecoturismo.

Zirahuen
Zirahuen
Zirahuen
Zirahuen

VER MAS ACTIVIDADES +

 
Taxco
Taxco
Taxco
Taxco

CUERNAVACA

 

CIUDAD DE MÉXICO

 

Maximiliano tuvo aquí su casa de campo, y su ejemplo fue seguido por los habitantes del DF y otras ciudades cercanas, pues el excepcional clima de la ciudad la convierte en un atractivo que alegra durante todo el año. Vale la pena visitar el famoso Palacio de Cortés, que fue hogar del conquistador; el Jardín Borda (de los Habsburgo), la imponente catedral y la zona arqueológica de Teopanzolco, en honor a Huitzilopochtli y Tláloc. Es buena idea ir en tiempos de carnaval para ver a los chinelos, danzantes de coloridos trajes.

 

Todo confluye en esta gran urbe, la más antigua del continente americano: edificios coloniales, vestigios prehispánicos y la vorágine de la vida contemporánea. Su variedad de espacios culturales y de sitios patrimoniales le han conferido su carácter cosmopolita.Sus barrios, todos distintos, ofrecen experiencias bohemias, sofisticadas, divertidas, de aprendizaje y mucho más. Pero conocer el Centro Histórico, donde todo se originó, es sin duda imprescindible. Y en el abanico de posibilidades del Distrito Federal no falta el ámbito rural, cápsulas de paz verde como las que ofrecen paseos por los canales de Xochimilco.

Cuernavaca
Cuernavaca
Cuernavaca
Cuernavaca
 
CIUDAD DE MÉXICO
CIUDAD DE MÉXICO
CIUDAD DE MÉXICO
CIUDAD DE MÉXICO

TEPOZTLÁN

   

Tepoztlán es un imán para viajeros de todo tipo. Acomodadas junto a las energéticas cimas del Tepozteco, sus callecitas empedradas reciben a quienes vienen a deleitarse con la comida de su mercado; a los que necesitan una lectura del tarot o un masaje ayurvédico; a aquellos que sólo andan en busca de una ganga en el tianguis de artesanías; a los que van a ver su ex Convento de la Natividad, declarado Patrimonio de la Humanidad; a quienes suben las alturas para ver la pirámide o escalar en roca. Todos son bienvenidos y nadie se arrepiente de haber ido.

   
Cuernavaca
Cuernavaca
Cuernavaca
Cuernavaca
   

Experiencias en la Ruta


Ir a R3

Vídeo


Ir a Bicentenario

Estados que Integran la Ruta

Distrito Federal

Todo confluye en esta gran urbe, la más antigua del continente americano: edificios coloniales, vestigios prehispánicos y la vorágine de la vida contemporánea. Su variedad de espacios culturales y de sitios patrimoniales le han conferido su carácter cosmopolita.
Sus barrios, todos distintos, ofrecen experiencias bohemias, sofisticadas, divertidas, de aprendizaje y mucho más. Pero conocer el Centro Histórico, donde todo se originó, es sin duda imprescindible. Y en el abanico de posibilidades del Distrito Federal no falta el ámbito rural, cápsulas de paz verde como las que ofrecen paseos por los canales de Xochimilco o pueblos dedicados al mole, como San Pedro Atocpan.

Tlaxcala

Puede que sea el más pequeño de los 32 estados de la República pero eso no quiere decir que Tlaxcala no esconda una gran riqueza cultural y natural únicas. Además de las hermosas pinturas de Cacaxtla, en sus pueblos y ciudades se respira un aire colonial que deja una huella hasta en su gastronomía típica. Además, en sus campos, con hermosas vistas de los volcanes, se crían posiblemente los más bravos toros de lidia del país. Una mezcla entre historia, naturaleza y cultura a sólo unos cuantos kilómetros de la ciudad de México.

estados

Puebla

Dicen que el mole tuvo su origen en la cocina de un convento de Puebla alrededor de 1680; otra historia dice que fue gracias al descuido de un fraile. Lo cierto es que para conocer el estado a fondo hay que hacerlo a través de sus cocinas, sus olores y sabores, sin importar si es en el mítico ex Convento de Santa Rosa, en un restaurante elegante o en alguna de las fondas más famosas. (Y en la mitad del tour gourmet hacer un descanso para visitar la zona arqueológica de Cholula, los talleres de talavera y algunos de los templos principales.)

estados

Oaxaca

"Vas a comer increíble" es lo primero que le dicen a uno cuando va a viajar a Oaxaca, y luego vienen las interminables recomendaciones de restaurantes, mercados y fondas donde probar el mejor mole negro, los chapulines más crujientes o las tlayudas más abundantes. Mucho después, llegarán las sugerencias para visitar los sitios arqueológicos de Monte Albán y Mitla, los pueblos de los valles centrales para comprar artesanías, las playas al sur para surfear las mejores olas y las galerías de arte de la capital.

estados